N° 38-40 Para el Triduo Conmemorando la llegada al Puerto del Callao

Resultado de imagen para virgen del rosario del milagro

 16 de junio  de 2014


MISTERIOS GOZOSOS


I.   LA ANUNCIACIÓN DEL ANGEL A MARÍA
He aquí la Esclava del Señor.
Si escuchamos la voz del Señor no endureceremos nuestros corazones, no demoraremos un momento en entregarnos plenamente al poder a la gracia. (Santa Gertrudis)

II  LA VISITA DE MARÍA SANTÍSIMA A SU PRIMA SANTA ISABEL
Bendita tú eres entre todas las mujeres y Bendito es el fruto de tu vientre.
Roguemos a María para que estemos cada vez más próximos al corazón de su Hijo, para que nos ayude a seguir su escuela de virtudes. (Juan Pablo II)

III  EL NACIMIENTO DE JESÚS EN BELÉN
Os ha nacido el Salvador…Hallaréis al Niño envuelto en pañales y reclinado en un pesebre.
Quiero vivir como un niño sin preocupaciones en el Sagrado Corazón de mi Padre, dejándome conducir en todo con la simplicidad de un niño. (Santa Margarita María de Alacoque)


IV  LA PRESENTACIÓN DE JESÚS EN EL TEMPLO
Llevaron al Niño a Jerusalén para presentarlo al Señor.
De la fuente que brota de mi corazón, extenderé torrentes de consolación divina sobre todos los que se acerquen con confianza y humildad. (Santa Gertrudis)

V  JESÚS PERDIDO Y ENCONTRADO EN EL TEMPLO
¿No sabían que debo ocuparme de los asuntos de mi Padre?
El corazón de Jesús es realmente el corazón humano de Dios-Hijo. Está, pues, lleno de amor filial: lo que hizo y dijo sobre la tierra dan testimonio de este amor filial. (Juan Pablo II)



TRIDUO  EN  HONOR 
A LA VIRGEN DEL ROSARIO DEL MILAGRO
Conmemorando su llegada al puerto del Callo
en junio de 1592


Día primero

Del “Relato sobre la aparición del Señor del Milagro”, de Don Oteiza y Bustamante escrito en Salta en 1864.

“En uno de los días del mes de Junio de 1592, se sintió en el puerto del Callao, un sacudimiento terrestre. Como los temblores se repitieron una y otra vez, los habitantes de aquella pequeña villa se encontraron en la orilla del mar, como que era el sitio más espacioso y en el que no había ningún peligro a ser aplastados por los derrumbes de los edificios. La atmósfera era sombría, porque una niebla densa y pesada cubría la región. Pero a impulso de una fresca brisa se disipó el color plomizo de aquella obscuridad, y con los primeros rayos del sol comenzó a divisarse a la distancia, en dirección Sud-Oeste, dos objetos que marchaban serenos y tranquilos cual si un hábil piloto los dirigiera al puerto. Y como esta novedad pasó rápida y veloz de boca en boca, muy pronto se aumentó aquel río humano con la venida de algunos curiosos que, atraídos por aquella nueva inesperada, venían provistos de los excelentes larga- vistas que nunca faltan en los cuerpos marítimos. Efectivamente, á pocos instantes se supo ya que aquellos dos objetos eran dos enormes cajones que, impelidos por la corriente, seguían su curso natural aproximándose al puerto muelle del Callao”



Oración

Santísima Virgen María,
Nuestra Señora del Rosario del Milagro:
Por tu travesía sobre las olas del mar.
Por tu arribo al Puerto del Callao.
Por la veneración que te tributaron en Lima
los primeros santos latinoamericanos,
Toribio de Mogrovejo, Rosa de Lima,
Martín de Porres y Juan Macías.
Y, en nuestra Córdoba, los santos Francisco Solano,
Alonso Rodríguez y Juan del Castillo.
Por los méritos de tu Hijo crucificado
cuya imagen acompañabas hasta nuestra patria Argentina.
Por haber elegido esta ciudad
para establecer tu trono de misericordia,
te rogamos nos alcances la gracia especial
que te pedimos en este Triduo,
si es para mayor gloria de Dios y bien de nuestra alma.

(Se pide la gracia que se desea obtener)

Agradecidos por tu bondad,
prometemos ser más devotos tuyos publicando tus favores,
y más fieles en el cumplimiento
de nuestro  deberes de cristianos.
¡Virgen del Rosario del Milagro, sednos propicia!


 Padrenuestro, Avemaría, Gloria

LUEGO DE LA VICTORIOSA DEFENSA LA VIRGEN GENERALA - R. P. Cayetano Bruno SDB

17 de junio  de 2014



MISTERIOS DOLOROSOS

I  LA ORACIÓN EN EL HUERTO DE GETSEMANÍ
Jesús comenzó a experimentar tristeza y angustia.
Tomad como aspiración las palabras de Nuestro Señor: “Que se haga tu voluntad”. Y a continuación: “¡Dios mío, me abandono a ti!” (Santa Margarita María de Alacoque)

II  LA FLAGELACIÓN
Por sus heridas fuimos curados.
Si os encontráis en un abismo de debilidad, o si caéis frecuentemente, hundíos en la fuerza del Sagrado Corazón que os fortificará y  levantará. (Santa Margarita María de Alacoque)

III  LA CORONACIÓN DE ESPINAS
Lo revistieron con un manto púrpura y se burlaban de El.
La aflicción y las pruebas del corazón, en especial cuando se soportan con paciencia y humildad, aumentan la pureza del alma. (Santa Gertrudis)

IV  LA VÍA DE LA CRUZ
Llevando Él mismo su cruz, salió de la ciudad para ir al calvario.
Pon tu cabeza sobre mi corazón y saca de él fuerza para soportar todos los sufrimientos, ya que en otra parte no encontrarás ni alivio, ni ayuda, ni consuelo. (Santa Faustina)

V  LA MUERTE DE JESÚS
Mirarán al que traspasaron
¡Miren, con María, el interior de este corazón! Mírenlo especialmente en el momento de la crucifixión. Cuando es atravesado por la lanza. Cuando se revela la hondura del misterio que allí se encuentra inscrito (Juan Pablo II)


TRIDUO  EN  HONOR 
A LA VIRGEN DEL ROSARIO DEL MILAGRO
Conmemorando su llegada al puerto del Callo
en junio de 1592


Día segundo

Del “Relato sobre la aparición del Señor del Milagro”, de Don Oteiza y Bustamante escrito en Salta en 1864.

“Algunos creían que tal vez fuesen los despojos de algún buque, náufrago por el temblor; otros creían que fuesen también cajones vacíos arrojados ex-profeso al agua por inservibles. Nadie atinaba a dar con la realidad de aquel acontecimiento, porque nadie tampoco podía penetrar en los inescrutables designios de la Providencia. Luego que los cajones estuvieron a una corta distancia, mandó el Gobernador del Callao, que la falúa del Resguardo y dos ó tres botes más, salieran a encontrarlos, remolcándolos hasta el muelle. Los que primero vieron los cajones y  habían estado en la orilla e inmediaciones del mar, se creían con derecho a ser los primeros en abrirlos y ver su contenido; mucho más cuando se supo que cada uno tenía un rótulo particular en letras hechas a fuego sobre la madera. Siendo la hora un poco avanzada, se suspendió la apertura hasta el día siguiente, poner en conocimiento del Virrey,- que estaba en Lima-, todos aquellos pormenores, y   esperar su resolución. Los cajones quedaron esa noche en la orilla del mar, velados por una guardia de ciudadanos  que espontáneamente se ofrecieron a desempeñar aquella función.”


Padre nuestro, Avemaría Gloria

Oración
Santísima Virgen María,
Nuestra Señora del Rosario del Milagro:
Por tu travesía sobre las olas del mar.
Por tu arribo al Puerto del Callao.
Por la veneración que te tributaron en Lima
los primeros santos latinoamericanos,
Toribio de Mogrovejo, Rosa de Lima,
Martín de Porres y Juan Macías.
Y, en nuestra Córdoba, los santos Francisco Solano,
Alonso Rodríguez y Juan del Castillo.
Por los méritos de tu Hijo crucificado
cuya imagen acompañabas hasta nuestra patria Argentina.
Por haber elegido esta ciudad
para establecer tu trono de misericordia, 
te rogamos nos alcances la gracia especial
que te pedimos en este Triduo,
si es para mayor gloria de Dios y bien de nuestra alma.

(Se pide la gracia que se desea obtener)

Agradecidos por tu bondad,
prometemos ser más devotos tuyos publicando tus favores,
y más fieles en el cumplimiento
de nuestro  deberes de cristianos.
¡Virgen del Rosario del Milagro, sednos propicia!

Padrenuestro, Avemaría, Gloria


Resultado de imagen para virgen del rosario del milagro
18 de junio  de 2014 

MISTERIOS GLORIOSOS

I  LA RESURRECCIÓN DE NUESTRO SEÑOR
Estaré con ustedes para siempre.
¡Refugiémonos en el Corazón de Jesús! El nos ofrece una palabra eterna, un amor que no se agota jamás, una amistad que no falla nunca, una presencia que no cesa. (Juan Pablo II)

II  LA ASCENCIÓN DE JESÚS AL CIELO
Mientras los bendecía se elevó al cielo.
Haz tu casa en el Corazón adorable de Jesucristo; llévale tus penas y amarguras y allí todo se pacificará. (Santa Margarita María de Alacoque)

III  LA VENIDA DEL ESPÍRITU SANTO
Vieron aparecer lenguas de fuego…
En el corazón de Jesús se encuentran los reflejos del corazón de su Madre. Que el corazón de cada cristiano sea como el Corazón de Cristo: dócil a la acción del Espíritu, dócil a la voz de su Madre. (Juan Pablo II)

IV  LA ASUNCIÓN DE MARÍA AL CIELO
Vierte mi corazón palabra buena…
Perdeos en este abismo sagrado del Corazón de Jesús y no salgáis ya, porque ablandará vuestro corazón endurecido y lo volverá susceptible de gracias y de amor. (Santa Margarita María de Alacoque)

V LA CORONACIÓN DE MARÍA COMO REINA DE TODO LO CREADO
Ven… Entra… Mira… Tú serás coronada.
Dulce Virgen María, sé para mí Madre llena de bondad, haz que sea recibida en la mansión del Corazón del Señor, en la escuela donde enseña el Santo Espíritu. (Santa Gertrudis)

TRIDUO  EN  HONOR 
A LA VIRGEN DEL ROSARIO DEL MILAGRO
Conmemorando su llegada al puerto del Callo
en junio de 1592


Día tercero

Del “Relato sobre la aparición del Señor del Milagro”, de Don Oteiza y Bustamante escrito en Salta en 1864.

“Instruido el Virrey de los detalles de aquel acontecimiento, y queriendo dar a la apertura de  los cajones toda la solemnidad posible por los objetos que contenían, según lo indicaban los rotulos e inscripciones que tenían sobre sus tapas, dio orden para que las corporaciones eclesiástica, civil y militar de Lima, asistiesen al Callao en traje de etiqueta.
La población de Lima, no quería dejar de ver aquella augusta ceremonia. Con este motivo, un considerable número de carruajes de todas clases se vieron rodar sucesivamente por las arenosas calles del Callao.Acababan de dar las once cuando un disparo de artillería y los repiques de las campanas anunciaron, el día 20 de Junio de 1592, la entrada del virrey para hacer por sí mismo la apertura de los dos cajones. Don García Hurtado de Mendoza, Marqués de Cañete se dirigió, por el centro de una calle que formaban sus tropas con las armas presentadas, al sitio en que estaban los cajones. Allí hizo levantar la tapa del cajón en que se leían estas palabras:
“Un Señor crucificado para la Iglesia Matriz de la Ciudad de Salta, Provincia del Tucumán, remitido por Fr. Francisco Victoria, Obispo del Tucumán.”

En seguida se abrió el otro cajón, cuyo rótulo era el siguiente:
“Una Señora del Rosario para el Convento de Predicadores de la Ciudad de Córdoba, Provincia del Tucumán, remitido por Fr. Francisco Victoria, Obispo del Tucumán.”

Luego mandó que las sagradas imágenes se presentasen en alto para que las viera el pueblo. En el acto, al ver la efigies sagradas, la concurrencia cayó de hinojos ante al Salvador del Mundo y de su madre Santísima bajo la advocación del Rosario.”


Oración
Santísima Virgen María,
Nuestra Señora del Rosario del Milagro:
Por tu travesía sobre las olas del mar.
Por tu arribo al Puerto del Callao.Por la veneración que te tributaron en Lima
los primeros santos latinoamericanos,
Toribio de Mogrovejo, Rosa de Lima,
Martín de Porres y Juan Macías. 
Y, en nuestra Córdoba, los santos Francisco Solano,
Alonso Rodríguez y Juan del Castillo.
Por los méritos de tu Hijo crucificado
cuya imagen acompañabas hasta nuestra patria Argentina.
Por haber elegido esta ciudad
para establecer tu trono de misericordia,
te rogamos nos alcances la gracia especial
que te pedimos en este Triduo,
si es para mayor gloria de Dios y bien de nuestra alma.

(Se pide la gracia que se desea obtener)

Agradecidos por tu bondad,
prometemos ser más devotos tuyos publicando tus favores,
y más fieles en el cumplimiento
de nuestro  deberes de cristianos.
¡Virgen del Rosario del Milagro, sednos propicia!


Padre nuestro, Avemaría Gloria

No hay comentarios: